La venta de sociedades urgentes se puede generar por diversos factores de tipo mercantil, el más destacado es cuando se requiere de esta para establecer un margen de ganancia más amplio para los socios. En este sentido también se establecen mayores campos de expansión para la empresa en cuestión.

Esta necesidad de procesamiento de tramites mercantiles y fiscales rápidamente, ha motivado la creación de una nueva alternativa para la creación de sociedades; de allí nace la venta de sociedades, estas pueden ser de tipo anónimas o limitadas.

Beneficios de la venta de sociedades urgentes

A parte de los beneficios económicos indirectos que esta actividad genera, así como de los beneficios lógicos directos; esta actividad proporciona las siguientes ventajas:

·      Disponibilidad:

Ya que los tramites de estas sociedades han sido ejecutados con anticipación, la disponibilidad de la misma se obtiene en pocas horas. Los casos más favorecedores se trata de un periodo de espera de máximo 24 horas.

·      Adaptabilidad:

Los acuerdos de la sociedad se pueden modificar el día de su adquisición, de manera que estos modelos sociales son adaptables a cualquier tipo de negocio o emprendimiento.

·      Operabilidad Mercantil:

Las sociedades que han sido constituidas con el objetivo de venderse, poseen la particularidad de contar con una cuenta bancaria ya asociada a ella; de modo que una vez adquirida la sociedad y puesta en uso, la cuenta bancaria se activa inmediatamente.

·      Privacidad:

Esto se origina a partir de la sociedad constituida, ya que los socios no deberán afiliarse al registro mercantil; acción contraria si se tratase de una ampliación del capital. De esta manera la información de los socios es privada.

·      Seguro Social:

Algunas agencias que se dedican a la venta de sociedades inscriben las mismas en el registro IVSS, de esta manera se le garantiza a los socios que dispondrán de un fideicomiso para su posterior retiro.

·      Firma digital al momento:

Generalmente la cancelación o activación de una firma digital genera un proceso tedioso y duradero, pero con la adquisición de una sociedad ya constituida esto puede ocurrir en un periodo de entre 24 – 48 horas.

Todos estos beneficios han sido parte de los motivos por los cuales, la adquisición de una sociedad constituida se torna la mejor alternativa para el nuevo emprendedor.

Ya que permite ahorrar tiempo en protocolos de conformación y activación de la sociedad, así como en la inscripción de beneficios empresariales adicionales como el seguro social y la firma digital